Mal de Altura – Qué es, síntomas, cómo evitarlo y cómo aclimatarse

¿Qué es el Mal de Altura? – A qué se debe

El mal agudo de montaña (MAM), conocido como mal de altura, soroche o apunamiento, lo causa la falta de oxígeno. A mayor altitud, menor es la concentración de oxígeno en el aire, y si no se adapta o aclimata el organismo a dichas circunstancias, aparece el mal de altura.

Las personas que corren mayor riesgo de sufrir mal de altura son los montañeros y los turistas que visitan regiones montañosas o altiplánicas por encima de los 2.500 metros de altitud; Perú, Bolivia, Colombia, México, India, Nepal, Tibet, etc. La gravedad del soroche dependerá de la velocidad de ascenso y la altitud alcanzada.

El soroche es más frecuente en jóvenes y personas que residen habitualmente a menos de 1.000 metros de altitud. Cabe decir que ni un buen estado de forma ni la preparación física, por excelentes que sean, pueden prevenir el mal de altura.

Soy Aitor, viajero y montañero, y estuve a punto de perder a un amigo en el Himalaya por no darle importancia al soroche. Hoy te explico qué es el mal de altura, cuáles son los síntomas, cuál es la solución para evitarlo, cómo adaptarse y cómo afecta en diversos lugares del mundo.

¿Cuáles son los síntomas del Mal de Altura? – Cómo afecta

  1. Falta de aliento.
  2. Fatiga y/o debilidad.
  3. Dolor de cabeza.
  4. Mareo y/o sensación de vértigo.
  5. Pulso acelerado.
  6. Falta de apetito.
  7. Náuseas y/o vómitos.
  8. Dificultad severa para respirar.
  9. Insomnio.
  10. Pérdida del equilibrio.
  11. Confusión y/o alucinaciones.
  12. Piel pálida, gris o azul.

Los síntomas del mal de montaña van apareciendo más o menos en ese orden. Es normal que la altitud cause algo de fatiga o debilidad y un ligero dolor de cabeza en caso de hacer esfuerzos. Incluso habiendo seguido todos los consejos para adaptarse a la altitud y teniendo el cuerpo ya aclimatado.

¿Qué hacer para evitar el mal de altura? – Solución

1- Aclimatarse a la altura. Esta es la mejor solución al mal de altura, adaptar nuestro cuerpo a la falta de oxígeno provocada por la altitud. En el siguiente punto te explico qué técnica seguir para conseguirlo. Pero, si vas a volar directamente a un lugar por encima de los 2.500 metros de altura, como Cuzco, La Paz, Bogotá, Atacama o Lukla por mencionar algunos, no podrás aplicar este método al 100% y tendrás que prestas especial atención a los siguientes consejos.

2- Beber mucha agua. Hidrátate mucho, las regiones altas suelen ser muy áridas, y la deshidratación agrava los síntomas del mal de altura.

3- Mantener la calma. Controla la respiración inhalando y exhalando de manera pausada y profunda. Una respiración agitada agrava los síntomas del mal de altura; acelera el pulso, empeora la sensación de mareo, acentúa la fatiga y el dolor de cabeza, etc.

4- Evitar el alcohol y el tabaco. El alcohol deshidrata y el tabaco dificulta la respiración, así que no hay más que explicar; no cometas excesos.

5- Tomar remedios naturales. En cada lugar del mundo tienen remedios diferentes; en Bolivia mascan hojas de coca, en Chile machacan la chachacoma para inhalan su aceite esencial, etc. Allí donde fueres haz lo que vieres, sigue los consejos de la población local. Cabe decir que estos remedios caseros no curan el mal de altura, dan vigor o son broncodilatadores que ayudan a evitar el mal de altura.

6- Tomar medicinas. Yo nunca he tomado fármacos, pero sé de muchos viajeros que sí lo han hecho y algunos dicen que funcionan, y otros dicen que no. No soy médico ni farmacéutico, así que no quiero ni puedo prescribirte nada. Pero bueno, que sepas que hay medicinas diseñadas para paliar el mal de altura.

La solución para el mal de altura es tomar las medidas necesarias para evitarlo y no llegar a padecerlo. Sigue estos consejos para evitar el soroche.

Si empiezas a sufrir síntomas moderados como náuseas o síntomas graves como insomnio y dificultad severa para respirar, la única solución para parar el mal de altura es descender; bajar de inmediato a una altitud inferior, perder toda la altitud que puedas de manera segura.

¿Qué hacer para aclimatarse a la altura? – Cómo adaptarse

¿Cómo adaptarse a la altura? Ganando altitud poco a poco, ascendiendo suavemente. La gravedad del mal agudo de montaña depende de la velocidad de ascenso y la altitud alcanzada.

Si ganas altitud poco a poco, el cuerpo puede aclimatarse a la falta de oxígeno. Poco a poco, nuestro organismo crea más glóbulos rojos para aprovechar mejor el menguante oxígeno de la atmósfera.

¿Qué hacer para aclimatarse a la altura? La «regla de oro» para prevenir problemas relacionados con la altitud es subir a cotas más altas durante el día, y descender para dormir. Lo ideal es que nuestro alojamiento esté cada día 500 más alto que el día anterior, tomando un descanso en esta escalada cada 3 o 4 días.

Por ejemplo, llegado a los 3.000 metros, hacer una excursión de ida y vuelta a una cota de 3.500-4.000 metros de altitud, y volver a la cota de 3.000 para dormir. Al día siguiente, hacer una excursión de día a cotas de 4.000-4.500, metros de altitud, y dormir a 3.500. Al tercer o cuarto día, pasar 2 noches en la misma cota.

¿Cuánto tiempo dura el mal de altura?

La duración del mal de altura depende de su gravedad. El soroche leve puede acompañarte durante todo el tiempo que pases en altura. En cambio, el mal de montaña grave puede ser fulminante y acabar contigo en cuestión de horas.

Vuelvo a repetir que en caso de sufrir síntomas de mal de altura grave, es imprescindible bajar de inmediato a una altitud inferior; descender.

Yo tuve que descender por el Himalaya de noche para salvar a un amigo, y caminamos 4 horas a oscuras para bajar los 4.200 a los 3.500 metros de altitud. Esto fue suficiente para mitigar los síntomas graves, pero al amanecer nuestro amigo tuvo que seguir descendiendo y necesitó casi dos semanas para recuperarse al 100%.

En mi caso, empiezo con los síntomas moderados de mal de altura a 5000 metros; ya me ha pasado un par de veces. Y es que el estado de forma o la preparación física, por excelentes que sean, no previenen el MAM en absoluto, y pese a estar aclimatado a la altura, los síntomas pueden aparecer en cualquier momento.

¿Cómo afecta la altura en…?

El apunamiento, MAM, soroche o mal de altura afecta de igual manera en un país que en otro, depende únicamente de la altura y de la predisposición del organismo de cada uno, independientemente de su forma física.

De todas formas, te voy a dar ejemplos concretos de cómo evitar el mar de altura o cómo aclimatarse en los siguientes lugares, que son los que más se suelen buscar en Internet.

En Perú

El mal de altura te afectará de diferente manera dependiendo de la zona de Perú en la que aterrices. En Lima no tendrás ningún problema, porque está a nivel de mar. Pero, si vuelas directo a Cuzco, lo más seguro es que sientas síntomas leves del mal de altura (o soroche como se conoce Sudamérica).

Tomando como referencia este caso, el de llegar en avión a Cuzco, directo a 3.400 metros de altitud, es muy importante que sigas los consejos que los síntomas leven deriven en mal de altura grave.

Bien es cierto, que no puedes aplicar la regla de oro de la aclimatación, la de ascender lentamente, pero puedes tomar otras medidas como por ejemplo subir a la Montaña Arcoiris (5.200 msnm) el último día de tu estancia allí, porque tu cuerpo estará más acostumbrado a la altitud.

En otros artículos te cuento qué ver en Perú, qué hacer en Cuzco y alrededores, cómo llegar a Machu Picchu barato y todo lo que necesitas saber antes de comprar los boletos de Machu Picchu, Montaña y Huayna Picchu. Espero que sean de tu interés y que te ayuden a organizar tu viaje 😉

En Bolivia

Un tercio de Bolivia lo ocupa el altiplano andino, situado entre los 3.500 y los 4.500 metros de altitud. Por ejemplo, La Paz está a 3.600 metros de altura, y El Alto, el municipio mayoritariamente indígena colindante con La Paz, a 4.100.

Aquí el consejo o la recomendación para evitar el mal de altura es la misma que en el caso de Perú; bebe mucha agua, no hagas esfuerzos, evita el tabaco y el alcohol y masca hojas de coca.

En Nepal

La capital de Nepal, Katmandú, está a tan solo 1.400 metros de altura, así que no hay riesgo de sufrir de apunamiento. El riesgo lo correrás si haces algún trekking por el Himalaya.

En este caso, puedes aplicar la «regla de oro» para evitar el mal de altura y sus síntomas; ascender suavemente para que tu cuerpo se aclimate a la carencia de oxígeno. En una sección anterior te he contado cómo adaptarse a la altura.

Si estás pensando en viajar a Nepal, te cuento que hacer en Katmandú, qué llevar en la mochila al Annapurna y cómo hacer el trekking del Annapurna por etapas.

En Suiza

El caso de Suiza es similar al de Nepal, gran parte del territorio está a una altitud en la que no hay riesgo de sufrir mal de altura. El peligro se limita a las cumbres alpinas, donde es de vital importancia aclimatarse a la altitud para evitar la aparición de dicho mal.

Te cuento qué ver en Suiza, cómo subir al observatorio de Jungfraujoch y cómo visitar Zermatt en estos artículos de mi blog. Espero que te sirvan de ayuda si viajas al país de los Alpes.

En Colombia

La mayoría de las personas que vuelan directamente a Bogotá y no están aclimatadas a la altitud sufren de soroche o mal de montaña. La capital de Colombia está a 2.600 metros de altitud, y es normal sentir algo de fatiga y falta de aliento al llegar.

Sigue los mismos consejos que te he dado para Bolivia y Perú; llegas de golpe a una altitud importante, así que es importante que bebas mucha agua, no hagas esfuerzos y hagas vida saludable (sin alcohol ni tabaco).

En el avión

Muchas personas preguntan si se puede sufrir mal de altura en el avión; la respuesta es que NO, imposible. Los aviones están aislados del exterior y preparados para mantener unas condiciones atmosféricas concretas. Así pues, dentro del avión no puedes sufrir soroche.

Espero que mis explicaciones te hayan servido de ayuda para entender qué es el mal de altura, cuáles son los síntomas, cómo evitarlos y qué hacer para adaptarse. Si quieres saber algún detalle más sobre el mal de altura, escríbeme un comentario y pondré todo mi empeño en ayudarte.

Aitor

La curiosidad me ha llevado a viajar por más de 70 países, y quiero inspirarte para que tú también viajes barato y sin miedo. En mi blog encontrarás guías de viaje, recomendaciones, consejos y anécdotas.

Ver todas las entradas de Aitor →

4 comentario en “Mal de Altura – Qué es, síntomas, cómo evitarlo y cómo aclimatarse

  1. ¿A qué altura máxima has llegado? ¿En Nepal estuviste más alto que en Bolivia?
    Muy importante ir aclimatandote poco a poco. Cuando viajé por el norte de Chile, Bolivia y Perú tenía miedo de sufrir por el mal de altura; en cambio, seguí tus consejos y no me sentí mal en ningún momento.

    1. ¡Qué alegría leer tus palabras Miren!

      Claro, los consejos para adaptarse a la altitud y aplacar el mal de altura que doy aquí son los que recomiendan médicos y expertos montañeros.

      Sobre la altitud máxima a la que he llegado; 5.416 metros en Nepal y 5.200 en Perú.

  2. Hola tengo una niña de 7 años que sufre el mal de montaña no sé si estoy haciendo bien pero yo le traslado a 2000 msnm y no le afecta luego paso la noche, luego al día siguiente paso a los 3000 msnm también tomo un descanso un día ahy, luego paso a 4000 msnm y descansa… Tengo miedo que le afecte es complicado más aún por el gasto que me genera

    1. Hola Yosleny,

      La técnica básica es subir durante el día a altitudes mayores, y regresar a cotas menores para dormir. Así el cuerpo se va acostumbrando poco a poco. Si haciéndolo como lo haces tu niña no tiene síntomas moderados ni graves de mal de altura, significa que la adaptación es suficientemente buena. Los síntomas leves son casi inevitables; falta de aliento al caminar, etc.

      De todas formas, lo ideal sería que lo consultases con el médico pediatra de tu niña.

      ¡Un saludo y buen viaje!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.